jueves, 23 de julio de 2015

Cambiando de sandalias

¡¡¡Hola, Hola de nuevo!!!

Después de un parón forzoso ya estamos aquí de nuevo.

Hoy os traigo un "tutorial" entre comillas porque seguro que ésta no es la manera correcta de hacerlo, pero ha sido la mía y aquí os lo cuento.

Tengo unas sandalias comodísimas de Qechua, me encantan y puedo andar con ellas durante horas sin problemas, pero.... ponerlas y quitarlas es un rollo con las correas.

En la tienda hay otra opción que son unas piezas de cuero, que convierten las sandalias de tiras en unas "romanas", las hay rosas, beige o gris clarito, y ninguno me convencía, así que manos a la obra.

Éste es el antes, con las cintas o con las correas




Y éste es el proceso, utilicé los rotuladores de las dos marcas que tenía en casa, el de Milan tiene forma de pincel y era más cómodo para pintar las zonas más amplias, el de Carioca, tiene la punta redondeada, y me vino mucho mejor al perfilar los cantos de las tiras.


Antes de empezar hay que quitarle las hebillas para que no se manchen y no te molestes mientras pintas.


En la parte del talón tienen la marca en relieve y decidí dejarla del color original, simplemente tumbas el rotulador para asegurarte que no entre en las letras y listo.


La primera ya está, vamos a por la otra!


La punta de pincel fue también muy útil para llegar a todas las partes difíciles.


Al terminar les dí una capa de betún incoloro para nutrir un poquito la piel después de tanto rotulador


Y tachán!! sandalias nuevas y muy "macarras" como a mí me gustan ;)))



Y vosotras ¿qué habéis hecho para éste Rums?
Me voy corriendo a verlo